Criaturas fantásticas mexicanas (parte 3)

161 0

Desde que se tiene memoria, las civilizaciones han encontrado la manera de representar al bien y al mal de modos extrañísimos. Desde dinosaurios con alas y animales antropomórficos, hasta seres inmortales o muertos que se aparecen. México, como buen recipiente de licuadora cultural, tiene sus propios monstruos que viven en la literatura que no se lee (sic.), sino en la que se habla y se cuenta. Desde el inenarrable (como diría Lovecraft) Coco y la mil veces representada Llorona hasta el Chupacabras que se extendió como influenza porcina a través del continente. Disfruten de las alimañas sobrenaturales más representativas de nuestro país.

La Xtabay

Comienza con una leyenda mala en la que dos mujeres vivían en el mismo pueblo. Xtabay, o como le decían Xkeban (prostituta en maya), era la mujer fácil que se rendía ante las pasiones y la mala vida, pero ayudaba a los enfermos, a los animales y a los socorridos; por otra parte estaba Utz-colel, que jamás había cometido un desliz impropio en su vida, pero era muy egoísta con las personas. Un día, los pueblerinos percibieron un aroma hermoso que los guió a casa de Xtabay, la encontraron muerta y al parecer su cadáver despedía ese exquisito aroma. Después de enterrarla, nacieron sobre  su tumba flores con un aroma muy dulce a las que llamaron Xtabentún, a lo que dijo Utz-colel que el día en que ella muriera, su cuerpo despediría un aroma mucho más dulce que el de ella. Al poco tiempo Uz-colel murió y su cuerpo olió a pobredumbre, la enterraron y de su tumba crecieron Tzacam, una flor muy bella pero con un aroma agrio y con espinas. Se dice que esta última adoptó el nombre de Xtabay para las personas que la encuentran. Se cuentan que aparece a caminantes y los seduce con sus encantos y al día siguiente sólo encuentran un cuerpo lleno de zarpasos y el estómago abierto en dos.

Aluxes

Son pequeños duendes o espíritus de la tradición maya. Se dice que miden aproximadamente hasta la rodilla de un hombre común y que les encanta hacer travesuras, desde robar ganado hasta secuestrar niños. Si se les hace una ofrenda, ellos mismos pueden ser útiles a distintas tareas como el cuidado de los sembradíos o la protección de ladrones o asaltantes. Se cree que son invisibles pero pueden presentarse físicamente a voluntad. Es la equivalencia de duendes, elfos, leprechauns y demás en otras culturas.

Chaneques

Son dioses menores de la mitología mexica asociados con el inframundo cuya función es cuidar a la naturaleza y a sus animales. Son hombres o mujeres pequeñas, alrededor de un metro y medio de estatua, a veces con aspecto de niños, en otras sólo con la cara infantil y unas más con el cuerpo deforme y los pies al revés. Se dice que son capaces de espantar el tonal (ver Nahual) de una persona que, si no lo recupera rápidamente con un ritual, puede llegar a morir. Pueden causar enfermedades y también sanarlas, así como conseguir oro a las personas. Los hay buenos y malos, los primeros habitan en zonas en donde viven los humanos, mientras que los segundos se encuentran en lugares muy apartados de la sociedad. A medida que se recorre hacia el sureste de México (territorio maya) su imagen se confunde con el de los traviesos aluxes.

El cadejo

Todos coinciden en que se trata de un perro negro enorme y con abundante pelo y ojos rojos brillantes. Muchos piensan que es la representación de un guardián que todas las personas tenemos y que nos protege del mal. Existe otra versión en la que se aparece a los caminantes con el propósito de matarlos a golpes y embestidas, si se es una buena persona, un cadejo blanco acudirá a tu rescate y se batirá en duelo con él. Algunas historias cuentan que los cadejos también tienen orígenes humanos: cuando el progenitor de alguien maldice a su hijo este puede convertirse en un cadejo por las noches; otras personas pueden transformarse en perro después de la muerte para proteger a sus seres queridos.

Criaturas fantásticas mexicanas (parte 1)

Criaturas fantásticas mexicanas (parte 2)

Total 0 Votes
0

¿Cómo mejorarías este artículo?

+ = Verify Human or Spambot ?

0
Rating 0 0 votos

Sobre el autor

Editor y fundador de revista Iboga, literato de formación, mercadólogo digital de profesión y diseñador web cuando hay necesidad.